26.9.07

...Capitól

El Edifico Carrión de Madrid, conocido popularmente como Capitól, en la Plaza del Callao, en plena Gran Vía esquina Jacometrezo, fue construido entre 1930-1933.
Su construcción fue promovida por Enrique Carrión, marqués de Nelín, y proyectado por los arquitectos Luís Feduchi Ruiz y Vicente Eced.
Se concibió como un complejo multifuncional, algo parecido a los multi-centroscomerciales actuales. En sus dieciséis plantas con aspecto de rascacielos modernista, albergaba desde un hotel residencia con 64 apartamentos, oficinas, una sala de fiestas, un restaurante, un bar americano, cafeterías, un fábrica de Selz, y el que le dio el nombre más popular,el Cine Capitol
Después de estos 74 años de historia, el edificio es sobre todo reconocido por los anuncios publicitarios de su fachada, en especial el luminoso de la marca Schweppes , y por su aparición en el cine, “El día de la Bestia, de Alex de la Iglesia”, o por portadas de discos como el de Nacha Pop “Buena Disposición”, etc…




Icono durante los 80 y 90, en la famosa “movida”, para Guillermo Pérez Villalta, Ceesepe o Jorge Arranz, aquí os dejo una de sus visiones, en la contraportada de una de mis publicaciones favoritas “Madriz”. El comic fue editado en los mejores tiempos de la movida, post-movida, por la Concejalía de la juventud del Ayuntamiento de Madrid.
La imagen de Arranz, que parece una xilografía, fue publicada en el número 17, junio 1985

La otra, es del programa oficial , temporada 1952-53, de la Sala Pasapoga. “Sarita Antunez, Issa Pereira, y el Georges, maravilloso acróbata-equilibrista griego, por primera vez en España”.

Hace poco encontré otra imagen muy curiosa en flickr,
con publicidad de Camel sustituyendo a la de Schweppes.


Luis Feduchi y Vicente Eced vanguardia y urbanismo cañí.

Capitol también en madridhistórico.com

3 comentarios:

silvia dijo...

seguro que ese Madriz es mio¡

4ojos dijo...

Edificio mítico donde los haya, si señor. Yo vivo al lado y recuerdo lo bien que quedaba el camello amarillo de Camel antes de que montasen la tipografía. ¿qué atrevimiento!, pensé, convencido de que lo dejarían así de limpio. (después resultó que no, que la pela es la pela, la marca es la marca y el anunciante que ría ver CAMEL escrito así de grande)

elsrgarcia dijo...

...pues la "coma" de ahora tampoco acaba de convencerme, pero lo dicho, "don dinero".