14.9.07

...Don Ramón de viernes



"Ya cerca de Madrid, Segovia estaba dominada por los vencejos, gran ejército de ocupación que se dedicaba a hacer sus ejercicios militares en las explanadas del cielo. Su gran cuartel, cuartel de mil pisos para ellos, era el Acueducto, aprovechando para habitación todos los agujeros y todas las rendijas de las piedras que el tiempo va desgastando y aislando al chuparlas como si fuesen grandes terrones de azúcar que si bien tardan en deshacerse acabarán por derretirse por completo”

“Los vencejos”, es un artículo de Ramón Gómez de la Serna que publicó en “El Liberal” (1921), y que escribió probablemente cuando se hospedaba en una fonda llamada el Parador del Acueducto, junto a ese monumento que el llamó “la puente seca”
Al parecer Don Ramón pasaba horas en el balcón de la habitación, mirando el Acueducto, “extrayendo de sus piedras incansablemente greguerías”

“Los vencejos silban a nuestros malos pensamientos”

A lo mejor por esos chillidos tan fuertes (más que “silbidos”), en algunos países se le llama el “pájaro del diablo”.
Si su chillido es muy característico, lo que siempre me llamó la atención de esta especie, es que son unos pájaros que jamás pisan el suelo salvo para anidar. Permanecen en vuelo ininterrumpido durante nueve meses y se reproducen, alimentan, beben, incluso duermen volando. Para descansar durante esas horas disminuyen la actividad cerebral de uno de sus hemisferios cerebrales mientras el otro lleva el control del vuelo.

…por casualidad he encontrado esta imagen de Don Ramón con un montón de manchas de tinta que no se si me parecen más malos pensamientos, o vencejos.

4 comentarios:

Javier A. dijo...

¿Conocías este vídeo?
El Orador

elsrgarcia dijo...

...el orador-aviador...gracias por la pista Javier, impagable documento...

Por cierto hay otra especie de ave que se confunde mucho con el vencejo,curiosmente se llama el "avión común".

más Ramones por favor

Miguel Leache dijo...

Estimado sr Garcia:

Muy honrado por la referencia.

añado a mi ornitología su última entrada junto con el comentario de mi también admirado sr. comedor de diccionarios.

Un cordial saludo.

Javier Menéndez Llamazares dijo...

En León, todos los años, hay unas lecturas llamadas "Poesía para vencejos". A ver si en alguna leen estas líneas de RGS.